por-que-escribimos-en-femenino

1. Despido

De acuerdo con la Ley de Protección contra el Despido, la terminación del contrato por motivos disciplinarios debe venir precedida por varias notificaciones que insten a no repetir el comportamiento inapropiado que ha provocado el despido – sólo en casos de infracción grave, el despido está justificado sin previo aviso. Esta ley brinda protección en caso de despidos improcedentes, pero sólo se aplica en lugares de trabajo con más de 10 empleadas y tras 6 meses de empleo. Independientemente del tamaño de la empresa, tienes derecho a ser comunicada con dos semanas de antelación en tus primeros 6 meses de empleo, después de los cuales tienes derecho a 4 semanas o más, dependiendo de tu ocupación. Los despidos tienen que venir por escrito y no pueden ser discriminatorios.

2. Impago del salario

Si el pago se retrasa durante un período prolongado, la empleada, tras haberlo notificado a la empresa, puede dejar de trabajar hasta recibir su salario. La empresaria tiene que continuar pagándole el sueldo durante el tiempo que no trabaje.

3. Seguro de salud y jubilación

Las empresarias deben pagar alrededor de la mitad de tus cotizaciones al seguro de salud y jubilación.

4. Pausas

Tras trabajar 6 horas, tienes derecho a 30 minutos de pausa o dos pausas de 15 minutos cada una. Los lugares de trabajo con más de 10 empleadas deben tener una sala de descanso.

5. Horas extras y turnos de noche

No tienes que hacer horas extras si no ha habido un acuerdo previo para ello. La jornada laboral no debe exceder las 8 horas (pausas no incluidas). Se te puede pedir que trabajes temporalmente hasta 10 horas, pero la media por día trabajado no debe exceder las 8 horas. Si haces turnos de noche, tienes derecho a días libres adicionales pagados o a un plus compensatorio.

6. Trabajadoras por cuenta propia o autónomas

Las autónomas deben recibir el pago dentro del período de un mes tras la emisión de su factura. La mayoría de los derechos mencionados aquí no se aplican en este caso. Sin embargo, si trabajas por cuenta propia, tu jefa te dice cómo hacer tu trabajo y eres una parte esencial para la evolución del mismo, entonces puede que seas una falsa autónoma. En ese caso, tienes los derechos de una trabajadora corriente. Demostrar esto es complicado.

7. Prestación por enfermedad

Si estás enferma y no puedes trabajar, tu jefa tiene que pagarte el sueldo hasta un máximo de 6 semanas, después de las cuales el seguro de salud paga un porcentaje. Pero debes haber estado empleada al menos 4 semanas y tienes que informar a tu jefa inmediatamente si no puedes trabajar y cuánto tiempo aproximadamente tardará tu baja por enfermedad.

8. Descanso

Las empleadas tienen derecho a 4 semanas de vacaciones pagadas al año. Tiene que haber 11 horas de descanso entre turnos. Los domingos y festivos son días de descanso, pero hay una larga lista de sectores que no entran en esta regla (p.ej. trabajadoras de hostelería y restauración).

9. Baja por maternidad

Las mujeres empleadas no pueden ser despedidas desde el comienzo del embarazo hasta 4 meses después del parto. Puedes coger días libres pagados durante las últimas 6 semanas de embarazo y debes cogerte la baja, que está remunerada, hasta 8 semanas después del parto. Ambas progenitoras conjuntamente pueden coger 14 meses de baja por maternidad y paternidad tras el parto, tiempo durante el cual reciben ambas una prestación y no pueden ser despedidas.

(Texto Labour-Rights in Germany-ES en FAU.org, exceptuando el punto 4 del original)

 

Más información en castellano aquí (Documento “Informarse es protegerse”, elaborado por DGB, CCOO, UGT y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social).